All for Joomla All for Webmasters
Blog
DEJAR DE PAGAR RENTA, MEJOR LEE ESTO...
 
Como muchas personas, seguramente te agobia pagar mes a mes la renta de una vivienda y saber que a final de cuentas ese departamento o casa no te pertenece, por lo que algún día tendrás que desocuparlo.
Para evitar que eso suceda, olvídate de los pretextos y decídete a comprar ya tu propia casa. Hoy en día existen diferentes opciones de crédito para dar este paso, así como una gran variedad de inmuebles que se adaptan a tus necesidades con un precio conveniente.
 
Conoce 5 ventajas de comprar tu propia casa en lugar de seguir pagando rentas:
 
1. Inviertes tu dinero. Sí, cada mes continuarás pagando una cantidad determinada, pero ahora lo harás por un espacio que después de un plazo será completamente tuyo y de tu familia. Además, el pago mensual que debes realizar del crédito solicitado puede ser menor al de la renta de una casa o departamento. Considera que en lugar de gastar, estarás invirtiendo tu dinero.
 
2. Adquieres un patrimonio. Contar con una vivienda propia quita muchas preocupaciones de encima. Quizá te parezca exagerado pero ¿has pensado dónde vas a vivir el día que te retires o dónde vivirá tu familia cuando ya no estés? Comprar una casa o departamento es una manera efectiva de garantizar la estabilidad de las personas en un futuro.
 
3. Vives con independencia. Para pintar la vivienda o hacer cualquier otro cambio a ésta, debes tener la aprobación por parte del arrendador, algo que no sucede cuando eres dueño de tu propio espacio. Además, te olvidas de restricciones como no poder organizar reuniones, tener una mascota e, incluso, hay quienes prohíben habitar un departamento con niños.
 
4. Gozas de estabilidad. Andar de mudanza en mudanza no solo es desgastante, sino también impide que desarrolles un sentido de pertenencia a un lugar, ya sea un inmueble o comunidad. Si tienes hijos, esto les afecta para crear vínculos duraderos, ya que cuando cambias de residencia, modificas su estilo de vida, por ejemplo, la escuela a la que acuden, las personas que frecuentan y las actividades que realizan.
 
5. Vuelves tuyo un espacio. Cuando rentas un departamento o casa, debes pensar dos veces antes de hacerle alguna modificación, pues a final de cuentas estás haciendo un gasto en un espacio que no te pertenece. En una vivienda propia, puedes hacer todas las modificaciones que consideres necesarias para mejorar la calidad de vida tuya o de tu familia, así como la experiencia dentro de los espacios.
 
Así que ya sabes, mejor decídete en comprar tu propia casa, busca la casa o departamento que se ajusta a tu presupuesto y a tu gusto en la sección de Desarrollos por estado, deja tus datos y un asesor en breve se contactará contigo.
Tenemos varios esquemas de créditos para que elijas el que mejor se adapte a sus requerimentos o quieres seguir pagando renta?

Compartir en redes sociales